Wednesday, 15 August 2012

WHY DO I TAKE PICTURES


To photograph is a way of considering reality. A reality which I am only partially comfortable with. When I take a picture I feel I have the power to transform reality.
My photography is not about reality, its about what I would like reality to be. i feel i can transform this reality by choosing what parts i want to show others and leaving out the parts i don't like.
I am more introverted than I would like to be. I have a lot to say but find it hard to express myself by talking. So, I incessantly write and take pictures to meet this need. Not everyone has the time it takes to get to know me through my writing. Language is another obstacle. When i write in my native language, i don´t reach all the people that i would like to.
Photography is a unique language. It doesn't take too long to be read, makes no difference to any language, is very accurate and makes no noise. A silent, precise, fast and international language.
Someone once asked me how, being a shy person, I can take so many self-portraits and easily display them. I asked this to myself. Taking these pictures and hanging them on the wall is a way to apologize to others, and to myself, for the times I cannot say what I really think or feel. For the times I did not speak what I should have spoken. But with a picture, I show who I am. it says, 'this is me' or 'this is the person I want you to see'. With my self-portraits, I try to offer a visual link for the viewer to myself if I have not been able to face-to-face.
As with my images of reality, in my self-portraits I choose what parts of myself to reveal.
I have the power to transform myself by leaving out the aspects I am not proud of or comfortable with. Then I leave the parts that I wish to share.
Most of my photographs are dedicated to someone, in private. I am the only one who knows who the recipient is, or who I want it to be. I will seldom ask if the person has received the message, and I rarely even tell them I have sent them a message through a picture. But the existence of the receiver is infinitely valuable as they are often the sole reason for the picture to be taken.
Photography is my language: silent, accurate, fast and international. I speak through photographs waiting for someone -or certain people- to listen to me, and this is the only reason why I would call myself a photographer.

Fotografiar es una forma de contemplar la realidad. Una realidad con la que tan sólo me siento parcialmente cómoda. Cuando tomo una fotografía siento que tengo el poder de transformar la realidad.
Mi fotografía no es sobre la realidad. Mi fotografía es sobre lo que me gustaría que fuera de la realidad, y siento que la transformo al seleccionar la parte que quiero mostrar de ella, y que omito lo que no me gusta de ella al decidir no reflejarlo en una fotografía.
Soy una persona más introvertida de lo que me gustaría ser. Pero al mismo tiempo tengo mucho que decir, tengo una gran necesidad de expresarme, pero me resulta difícil hacerlo hablando. Entonces, escribo y tomo fotos incesablemente. No obstante, no todo el mundo tiene el tiempo que se requiere para llegar a conocerme a través de mi literatura. Existen otros impedimentos: por ejemplo, no todas las personas que quiero que lleguen a conocerme comparten mi lengua materna, en la que me siento más cómoda escribiendo.
Así, encuentro en la fotografía un lenguaje único. No requiere demasiado tiempo para ser leído, es indistinto a cualquier lengua, es muy preciso, y no hace ruido. Un lenguaje silencio, exacto, rápido e internacional.
Alguien me preguntó una vez por qué tomo tantos autorretratos y tengo tanta facilidad para mostrarlos, al mismo tiempo que soy una persona muy tímida. Me lo pregunté a mí misma. Autoretratarme y colgar mis autorretratos es una forma de pedir disculpas a los demás y a mí misma por todas las veces que no soy capaz de decir lo que realmente pienso o siento. Una forma de decir: 'sí, entonces, no hablé de lo que debería haber hablado. Pero con una fotografía te muestro quien soy, te digo que esta soy yo, y trato de ofrecerte un vínculo visual hacia mi persona, si no he sido capaz de hacerlo cara a cara'.
Y ocurre con mis autorretratos, lo mismo que con las imágenes de la realidad que me rodea. Si no me siento cómoda con una parte de mí misma, siento que tengo el poder de transformarme al seleccionar la parte de mí que voy a mostrar a los demás.
La mayoría de mis fotografías están dedicadas en privado, sólo yo sé quién es el receptor, o quién quiero que sea el receptor. Un receptor al que rara vez pregunto si ha recibido el mensaje, y al que casi nunca comunico que le he mandado un mensaje a través de una fotografía. Pero cuya existencia es infinitamente valiosa, pues frecuentemente constituyen el motivo por el que una de mis fotografías ha sido tomada.
Fotografía es mi lengua: silenciosa, precisa, rápida e internacional. Hablo a través de fotografías esperando a que alguien -o determinadas personas- me escuchen,  o por la simple necesidad de expresarme, y es el único motivo por el que me atrevería a llamarme fotógrafa.


3 comments:

Josefina Andrés said...

La selección es una de las mejores formas de creación.
Siempre he pensado que la timidez está infravalorada: ser tímido te obliga a encontrar caminos alternativos para problemas comunes.
Me ha encantado el texto.
Mua

Julieta Mess said...

me siento muy identificada con tus palabras, siempre me ha sido difícil comunicarme, encontrar una forma de hacerlo, la fotografía siempre estuvo sobre todo cuando sentía que las palabras me usaban, y no yo a ellas. saludos

Dara Scully said...

Qué bello, Coco.