Friday, 4 September 2009

Si los sentimientos, o incluso las sensaciones, fueran materiales, tendrían fecha de caducidad.
A esta síntesis he llegado después de que me caducara el sentimiento de amor que sentía por ti, pues la bolsa que lo contenía se ha debido de quedar abierta -no sé si por descuido-, y se ha puesto manido, así con un desagradable olorcillo a desamor.
Conclusión práctica de todo esto: mañana tendré que ir a hacer la compra, y nada de pasarme por la sección de pasiones desenfrenadas y amores locos, que encima de caros, salen malos.

12 comments:

Lúa said...

Los Recuerdos, al igual que el MaterialSensible, no son ignífugos, se queman, no resisten a las bacterias y mucho menos a las llamas. Pueden doblarse y cortarse con tijeras y no aguantan temperaturas mayores de 100º. No están formados por cables nanométricos de dióxido de titanio, un compuesto químico común en el pigmento blanco, que les doten de resistencia eterna y vida inmortal.

Los Recuerdos, al igual que el MaterialSensible, se estropean, se arrugan,se deterioran, se dañan, se lastiman, se descomponen.

Los Recuerdos, al igual que el MaterialSensible, se olvidan.



[¿nos vemos en el pasillo de los lápices sin punta, las horquillas comunes y los limones al punto para ser exprimidos?]

Dara Scully said...

Tendrías que haberlo congelado, si no ibas a comértelo prontito.


¡miau
de medio
kilo!

Anonymous said...

y ese, ¿también soy yo?

Carla said...

absolutamente de acuerdo coco :)

Carla said...

absolutamente de acuerdo coco :)

Jungle said...

Yo soy muy de guardar en el congelador,sacar,guardar,y volver a sacar...pero ya sabes lo que dicen, hay que respetar la cadena del frío,y una vez descongelado ya no puedes volver a congelar.Así me va,rompo la cadena y se me pudre lo demás.
Un besi Coco!
;-)

Penélope Pop said...

Afortunadamente en el amor no hay nada que se pueda cambiar.
Todo debe seguir el curso natural de algo que no existe realmente,
odiarse, besarse, acariciarse y otras cuestiones.
son simples adornos de algo superfluo.
En la ruptura lo mas importante es no seguir siendo amigos,
que no exista ni beso de encuentro posteriomente,
asi como que no haya tampoco beso de despedida,
Que no quede ni una minima rendija,
por la que se pueda colarse de nuevo esa mentira mundialmente
llamada amor.
Todo sea por el favor que se hace uno mismo,
al recuperar el sueño por dejar de creer,
en la estafa mas grande del mundo.
Amarse.

Penélope Pop said...

Te robe una foto para mi blog, si te molesta dimelo y la quito.
El amor duele para que escribamos cosas chulas.O no tanto,
A ti que ya no eras nada te arañaron mis tripas,
yo que te envolvi en besos para gritar tu nombre,
dejastes que mi corazon naufragara por la senda del terror,
el amor duele, tus ojos, tu besos, tu boca, todo en ti fue dolor,
todo menos tu risa de infierno disfrazada.
Con esperma y flores pinte nubes en tu boca,
con mi sangre empapele el invierno del desamor,
todo en ti y en mi fue un extraño drama de dias rotos,
sobre tu nuca pose lo que quedo de mi dulzura,
mi lenguaje cerraron tus ojos, alejaron de mi tu esqueleto,
para ti fueron todos mis sueños llenos de cuervos, de cigarros apagados,
solo quedo un triste poso de pena, un amargo recuerdo,
un seco beso prendido en la solapa de mi chaqueta.

MO RANSAR said...

estar en la seccion de congelados tambien puede resultar infructuoso, el problema es cuando se congelan cosas de baja calidad...

de cualquier manera, comerselo todo, a bocados salvajes, es la mejor de las opciones, tanto lo bueno, como lo malo ( en ese caso seria como cuando tu madre te obligaba a comerte las espinacas, que odiabas pero te hacian bien)

esto que escribiste me ha hecho pensar como hacia tiempo que no pensaba...
gracias :)

Anonymous said...

Cuanta tonteria ¿no?

Pintamonadas said...

el amor se lo ha inventado el corte inglés para vender más perfumes y pocholadas el día de sanvalentín, además estoy convencida de que son como las camisetas, al cabo del tiempo se dan desí, pierden la blancura, y ya no molan tanto como el día que te la compraste.

Cocoladas said...

Jajajaja. No ese no eres tú.